2. ¿Por qué reusables?

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el 68% de las infecciones vaginales están relacionadas con el uso de toallas sanitarias desechables.

Esto se debe a diversos factores, entre ellos, que el plástico y papel que contienen las toallas desechables al estar en contacto con nuestras partes intimas, elevan la temperatura de la toalla, lo cual, en conjunto con el flujo menstrual, la sudoración y el movimiento, genera el ambiente perfecto para el desarrollo de bacterias, y  cuando hay bacterias, hay malos olores.

Por otro lado, los materiales usados en estas toallas desechables, que usan a diario millones de mujeres, han sido blanqueados con dioxinas (cancerígenos), además contienen sustancias químicas, como polímeros, acrílicos, geles surfactantes, perfumes, etc., que se absorben por la piel y mucosa vaginal, pasando estos a contaminar nuestra sangre, sin dejar de alarmarnos la constante contaminación silenciosa, de la basura que generamos, además del considerable gasto que haces, por desechar las toallas.

Lee más